Continuación Ruta del Tambor del Sureste Español: Mula (Murcia)
INFORMACIÓN PRÁCTICA
 
 
 
 
 
  Teléfonos de Interés
  Himno a Tobarra
 
 
 
 
 
 
 

 
lineagris
 
Datos útiles

Origen de la Semana Santa de Tobarra I Declaraciones de Interés Turístico Regional y Nacional I Horario de Toque de tambor I Tamborada Escolar I Carteles de Semana Santa I  Ruta del Tambor del Sureste Español I Museo del Tambor I Monumento al Tambor I Marcha Homenaje al Tambor I Jornadas Nacional de Exaltación del Tambor y el Bombo I Acto de cierre de toque de tambor I

Ruta del Tambor del Sureste Español (Tobarra, Hellín, Agramón, Mula y Moratalla)

 

Continuación Ruta del Tambor del Sureste Español: Mula (Murcia)

           Abandonando Moratalla hasta una próxima y necesaria visita, de la que su gastronomía y hospitalidad cordial es participe y embajadora,  la Ruta nos  dirige a la ciudad de MULA, 13.685 hab. a 34 km. de la capital murciana y 167 de Tobarra.  El aporte continuo de los diferentes pueblos que residieron en ella fueron dejando un patrimonio artístico y cultural fabuloso, en donde hoy día podemos encontrar en monumentos y edificaciones el seguimiento de su historia y donde “La N nos hará terminar de una forma extraordinaria nuestro viaje.  Mula, que  se encuentra situada en el valle del río que lleva su nombre nos da la bienvenida con el impresionante y majestuoso Castillo de los Marqueses de Vélez (S.VI). Mula es un museo al aire libre, conserva uno de los patrimonios más ricos e interesantes de la Ruta, el recorrido nos llevará por toda una clase de arqueología e historia, tierra que viera nacer a uno de los más sobresalientes discípulos de Francisco Salzillo, Roque López. Los primeros vestigios muleños aparecen en el Neolítico, según las cerámicas halladas en el Campo de Cajitán. 

Destaca el yacimiento  íbero del Cigarralejo, los romanos dejaron su particular legado histórico y cultural en los yacimientos de Villaricos y el del Cerro de la Almagra, o las “villae” romanas de las Contiendas, la Caputa o la del Cabezo de Tronera. El momento más importante de mestizaje vino de la mano de los musulmanes de ella se conservan la cara norte del Castillo y parte de sus murallas. El primer e importante documento que recoge la nominación de Mula es la capitulación “ahd” (producida por negociación que considerará a los cristianos como “protegidos-aliados”) firmada entre el conde visigodo Teodomiro y Abd al-Aziz, primer emir de Al-Andalus, en abril del año 713[xliv], configurándose como un importante estado autónomo cristiano bajo protectorado musulmán. Sería en la cristiandad cuando Mula se convierte en concejo y Alfonso X “El Sabio” le concede los fueros y mercedes. Conocida fue por el contencioso que lleva su nombre, “Pleito de Mula”, que enfrentó a los sucesores del Señor de Mula y el concejo que concluiría con el levantamiento comunero de 1.520 y el posterior inicio del contencioso  prolongado por espacio de casi 300 años. El conjunto de edificios, plazuelas y calles que conforman su monumental casco antiguo es declarado Conjunto Histórico Artístico de carácter nacional, sus recónditas, empinadas y  estrechas calles hacen del visitante trasladarse a edades pasadas. De Mula no podemos marcharnos sin visitar el Real Monasterio de la Encarnación (S. XVI-XVIII), las iglesias de San Miguel (que conserva una colección de arte, una cancela y un coro bellamente trabajados) y de  Santo Domingo ambas del siglo XVI, ésta última  de estilo barroco, con un bello e interesante órgano neogótico, el Palacio barroco de los Menahermosa (S.XVIII), sede del importante Museo de Arte Ibérico,  alberga en su interior una de las más importantes, completas y mejor conservadas colecciones arqueológicas íberas, procedentes de las excavaciones realizadas en la importante necrópolis de El Cigarralejo. Son también muy conocidas y apreciadas las casonas blasonadas con una importante rejería destacándose las siguientes: Casa de los Coy, blasonada. Siglos XVIII. Barroca. Palacio del Marqués de los Vélez. Siglo XVIII. Barroco. Casa Palacio de los Blayas, siglo XVIII. Barroca. Caserón de la familia Chico de Guzmán. Siglo XVIII. Barroco. Caserón de la familia Molina. Siglos XVIII. Barroco. Casa blasonada de la familia Fernández de Capel. Siglo XVIII. Rococó o la Casa barroca  blasonada de la familia Valcárcel. Siglo XVIII.

Los inicios de la tamborada muleña es una constante más en la tradición tamborilera, debida a la falta de datos y documentos fiables (motivado por la apatía que se le ha tenido a lo profano en las celebraciones religiosas y al tambor como representante del mismo, de forma muy especial en la alta sociedad muleña) no se han encontrado fuentes documentales escritas sobre el inicio del toque del tambor; Siguiendo a González Castaño[xlv] el batir de los tambores de Mula no se remontaría más allá de principios del Siglo XIX.  La hipótesis más argumentada se refiere al nacimiento de las tamboradas como síntomas de algún tipo de protesta del pueblo llano y sencillo frente a las clases más pudientes y fervientes que veían como el toque de tambor y todo lo que llevaba aparejado (diversión, excesos, etc.) desvirtuaban el sentido puramente religioso del mismo[xlvi], contra las imposiciones religiosas y civiles del poder establecido, suscitando inversamente el efecto deseado, consiguiendo una mayor implicación y crecimiento del tambor muleño, “siendo consentidos, aunque regulados con bandos, que según las simpatías de las autoridades locales hacia aquéllos, ampliaban o limitaban su salida”. La costumbre empezó a andar con los denominados “nazarenos de la broma” sumando a las bromas y diversión el tambor a finales del S.XIX, siendo desde entonces nazareno sinónimo de tamborista. (tradición muleña de los orígenes del tamborista que se continuó desarrollando en la tarde de Jueves Santo, que sin embargo perdida, consistente en una vez terminada la tamborada,   los nazarenos ocultos tras  túnica y capuz, andaban por las calles gastando bromas, dando caramelos y repartiendo chistes con las muleñas, en el contexto festivo y teatral que la Semana Santa supone para el muleño,  tradición desaparecida por las prohibiciones y persecuciones a las que estuvo sometida, por los diferentes regímenes del S.XX)

  Mula es conocida fundamentalmente por La Noche de los Tambores, de enorme similitud con la tradición aragonesa. La tradición de los tambores, que se remonta a principios del siglo XIX, comienza la noche del Martes Santo.

 

Miles de tambores se van reuniendo lentamente en una concentración multitudinaria en un marco sin igual cual es la Plaza del Ayuntamiento, ataviados con túnicas y capuces negros comienzan a tocar sus  tambores de grandes dimensiones  al unísono del toque del cornetín, el cual da un toque de atención para más tarde comenzar una diana floreada que hará que todos los tambores empiecen a tocarlo en hermandad, para a continuación desperdigarse por  las recónditas calles, que ofrecen una sonoridad excelente,  llegando así hasta las tres de la tarde del Miércoles Santo. El toque oficial continua desde las diez de la mañana hasta las tres  de la tarde de Viernes Santo y finalmente desde el mediodía hasta las siete de la tarde del Domingo de Resurrección. Fruto de todo ello fue declarada en Enero de 1.990 Fiesta de  Interés Turístico Regional 

 Mula  organizaría la I Muestra del Tambor, el 19 de  Septiembre de 1.983, con la asistencia de 5 pueblos participantes: Agramón, Hellín Tobarra, Mula y Moratalla, precedente inequívoco y extraordinario junto a la Jornadas de Exaltación del Tambor y del Bombo que ya se venían celebrando con los pueblos componentes den la Ruta del Bajo Aragón, de las actuales Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y del Bombo. Años más tarde, el 7 de Enero de 1.988,  se fundaría la Asociación de Tamboristas con el objetivo principal de difundir y promover el toque de tambor  tal y como prevén dichos Estatutos, en colaboración con el  Ayuntamiento de la Ciudad de Mula para su difusión y promoción cultural y turística.

Los días 8, 9 y 10 de marzo de 2002 se reunieron en Mula, pueblos y ciudades de Aragón, Castilla la Mancha, Valencia, Andalucía y Murcia que tienen en común el toque del tambor y el bombo para conmemorar las XVII Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y del Bombo. Más información: www.mulavirtual.net

Sea éste un pequeño paso más para avanzar en el trabajo común de nuestros pueblos, en el intento de conseguir una mayor hermandad y colaboración entre los mismos y el ser a la vez una alternativa real de desarrollo y difusión cultural y turística de los mismos, retomando el viejo proyecto “cuasi” olvidado de unir los pueblos en una Ruta propia donde sus señas de identidad sean conocidas, explotadas cultural y turísticamente, donde los pueblos que tan hermanos somos en el tambor lo demostremos en una unión en defensa de nuestros intereses comunes, pues  lo que los pueblos del bajoaragón han sido capaces de hacer guiados por el amor que sienten por el tambor no lo harían de la misma manera los nuestros que no seríamos capaces de vivir sin él...

Y finalmente la Ruta del tambor que engloba a nivel general a todos los pueblos tamborileros y tamboristas de España sea declarada Patrimonio Inmaterial de la UNESCO, tras la  aprobación por una unanimidad de la moción por la que la Cámara Alta apoya y se adhiere al expediente para la inscripción en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO.

A través del texto aprobado se solicita que del acuerdo plenario se de traslado al Ministerio de Cultura para que se adjunte a la documentación que se enviará a la sede de la UNESCO en París. La citada candidatura se resolverá en el año 2012.

 

 

 
 

Museo del Tambor de Tobarra (Albacete)

 

Carteles Semana Santa 1.969-Actualidad

 

Ruta del Tambor del Sureste Español

 
 
 

 

 

Jornadas Nacional de Exaltación del Tambor y el Bombo

   
 

 

   
lineagris
     

Infotobarra.com

Página Privada NO OFICIAL de Tobarra (Albacete)

Angel E. Coy Vergara 

 Normas de Infotobarra.com y Código de Privacidad