D. Pedro Gil Lerín (1903-1991)  Hijo Adoptivo de Tobarra
INFORMACIÓN PRÁCTICA
 
 
 
 
 
  Enlaces a páginas dedicadas a Tobarra
 
 
Tobarreños ilustres:
 
 
 
 
 
CÓMO LLEGAR
 
 
 
 
TOBARRA TURISMO
 
 
 
 
 
 
FIESTAS DE TOBARRA
 
 
Semana Santa: Procesión
  Semana Santa: Tambor
 
Fiestas del Santísimo Cristo de la Antigua y Virgen de la Encarnación
 
Fiestas de San Roque
 
Ferias y eventos
 
 
lineagris
 
Datos útiles

Descripción y situación en Europa I Clima: Descripción y previsión I  Historia de Tobarra I Himno a Tobarra I  Enlaces a páginas dedicadas a Tobarra I Teléfonos de Interés I Plano de Tobarra

Tobarreño Ilustre: D. Pedro Gil Lerín (1903-1991)  Hijo Adoptivo de Tobarra

Pedro Gil Lerín nace en Mallén (Zaragoza) a las 2 de la tarde del día 9 de septiembre de 1.903 en la calle de la Yedra número 13, hijo de Fermín Gil Cerdán y de Vicenta Lerín Segura. Según obra en la certificación literal de su nacimiento era el tercero de los hijos de este matrimonio, del que nacería después otro más. Eran, pues, cuatro hijos: Lorenzo (agricultor, que falleció hace cuatro o cinco años), Joaquina (que contrajo matrimonio y se marchó a Argentina; donde falleció); Pedro el biografiado y Orencio (que vive en Mallén, ya jubilado de su anterior profesión de almacenista de bebidas). Nace Pedro en el seno de una modesta familia de agricultores. Su padre carece de instrucción. En el acta de su nacimiento consta literalmente "firmaron...(el acta), el Sr. Juez y los testigos que lo hacen por sí y a ruego del declarante (su padre) que dijo no saber hacerlo".

Realiza Pedro estudios primarios y se dedica a la agricultura, la profesión familiar, falleciendo su padre a los ocho años de nacer él y su madre a los veinte. Su afición por la música le viene desde muy temprano. Ya en la banda de Mallén tocaba el requinto y cuando iba a la huerta con la azada, clavaba el astil en el suelo y utilizaba la hoja de la misma como atril donde ponía la partitura y marcaba el compás de las notas musicales. Esa era la premonición que indicaba que Pedro había sido escogido por el destino para otras muy distintas tareas.

A los veintiún años, es movilizado para cumplir el servicio militar obligatorio y es destinado a Zaragoza y al Regimiento Aragón 21 en el Cuerpo de la Banda de Música, estudiando saxofón, ascendiendo a cabo músico a los tres meses. Al terminar el servicio militar es contratado como Sargento en la Banda de la Academia de Artillería de Segovia. Esta banda toca­ba en los jardines de La Granja en Segovia en verano mientras cenaba la reina Victoria.

En el año 1.929 aprueba la oposición como Director de la Banda de Música, obteniendo el numero uno en Valladolid, siendo destinado en tal calidad a la Banda de Música de Nava del Rey (Valladolid). De esta localidad tiene buenos recuerdos afirmando que es uno de los sitios donde mejor trato le han dado, progresando rápidamente la banda de música y recibiendo por ello un voto de confianza. Continúa estudiando armonía, instrumentación, dirección, contrapunto y fuga en el Conservatorio de Madrid con el capitán Directorde labandade la Academia de Artillería D. Miguel Santonja y con el comandante director Militar D. Ricardo Dorado, autor famoso de marchas militares. Dorado dice de el "tiene usted dotes de composición grandísimas". Asimismo estu­dia composición por correspondencia.

De Nava del Rey pasa a Lopera (Jaén) donde obtiene plaza de Director de la banda de música por concurso de méritos. Allí, en el año 1.936 publica ya sus composiciones en un boletín llamado "Ediciones GILERIN" (palabra esta, formada por sus dos apellidos) y con letra de Antonio Ruiz publica "iOlé Bel­monte!", un pasodoble; la obra "Martín Fierro" con letra de Ruiaura. También publica el tango "Quisiera olvidarte" con letra de Antonio Ruiz.

Contrae matrimonio en Madrid en el año 1.943 con Martina Fernández Ossorio, natural de Algrejo (Valladolid) siendo solicitado nuevamente por el Ayuntamiento de Nava del Rey para volver a esa lo­calidad y de ahí pasa a Tobarra en el año 1.944 con ocasión de un concurso de méritos, haciéndose cargo de la banda de música de esta localidad. En Tobarra fallece su esposa el día 23 de Noviembre de 1.948 sin que de este matrimonio quede descenden­cia, contrayendo nuevo matrimonio en Albacete con la tobarreña Francisca Martínez Ramón el día 8 de Noviembre de 1.951, fijando su residencia definitiva en Tobarra en la calle Ramón y Cajal numero 22, en el barrio de San Antón, que continúa siendo su domicilio. Fruto de este matrimonio nace en Tobarra el día 16 de Marzo de 1.953 su único hijo Pedro Jesús Orencio Gil Martínez.("Pedroje").

De Tobarra pasa a Cieza (Murcia) en el año 1.953 volviendo nuevamente a Tobarra en el año 1.955 y de aquí marcha a Cehegín (Murcia) en el año 1 .962, siempre a cargo de la banda de música de las localidades referidas y finalmente a Telde (Gran Canaria) en 1.972 donde se jubila al siguiente año al cumplir los setenta de edad, regresando nuevamente a Tobarra

U OBRA

Es muy extensa, tanto por los géneros que ha abordado como por su número. Se calcula un mínimo de trescientas cincuenta las obras compuestas por el profesor Gil Lerín, aunque el inventario de las mismas es poco menos que imposible, habiendo desaparecido algunas de ellas. Ha Tenido siempre el detalle de dejarlas sembradas por los lugares que ha pasado en su largo caminar, dedicándolas muchas veces a las poblaciones a las que ha servido, habiendo asimismo contribuido a su conocimiento general y también al reconocimiento de los pueblos a que ha dedicado alguna obra, amén de haberlas publicado en diversas ediciones como la nombrada "GILERIN" o en "Ediciones Lillo", donde publica el chotis "siem­pre Madrid", perteneciendo a la sociedad general de autores de España.

A la hora de hacer una clasificación de éstas, podría hacerse por temas y por lugares. Si hablamos de sus obras por lugares, podemos citar en primer lugar a su tierra natal Mallén y a su obra "Mallén en Fiestas". a Cehegín "Himno a Cehegín", a Almansa "Himno a Almansa", a Hellín "Himno a Hellín", a Tobarra "Himno a Tobarra" a Albacete, diversos pasodobles de temas taurinos para banda, entre ellos "Monterito", "Pedrés el Grande", "Cabañero", "Club taurino de Albacete", "Chicuelo de Albacete", "Por la feria de Albacete", a Hellín, componiendo para Antonio Martínez.Torrecillas "Radiante", un pa­sodoble "Antonio Torrecillas" y también el titulado "Viva Hellín taurino" dedicó a la afición local hellinera. De estas obras se hace eco Antonio Moreno García, Cronista Oficial de esta Ciudad y Secretario General del Instituto de Estudios Albacetenses, uno de los fundadores de la Revista "Albasit" en su obra "Hellín en Toros", dedicándole uno de los ejemplares con la siguiente frase "A D. Pedro Gil Lerín, a quien gustosamente desearía conocer, con mi agradecimiento por todas sus dedicaciones hacia el pueblo de Hellín, afectuosamente". Fechado en Albacete el día 21 de Junio de 1.985. A Valencia, con su obra "En las Fallas de Valencia".

Si la obra la clasificamos por temas, como he dicho, son todos los géneros objeto de su atención, especialmente el pasodoble para bandas de música y entre los mentados anteriormente, además "un paso de Villalta", "Morenito de Talavera", "Madrid Taurino", "Gallito de Dos Hermanas", "A los Toreros", "Vuelta al ruedo". El Tango, con la obra antes mencionada "Quisiera olvidarte", la polca de concierto "Nuevos recuerdos" y sobre todo también los himnos a las distintas localidades y obras festivas dedicadas a las ferias y fiestas de localidades, así como temas religiosos.

HOMENAJE DE PEDRO GIL LERIN A TOBARRA.

Las obras que escribe en y para Tobarra son muchas: "Cristo de la Antigua", "Virgen de la Encar­nación", "San Roque", "Semana Santa en Tobarra", "El Prendimiento", "Viernes Santo en Tobarra"(a la memoria de Francisco Martínez Navarro), "Himno a Tobarra", "Buena Fiesta", "Unión Musical Tobarreña", etc.

 De entre sus obras destaco el "Himno de San Antonio Abad", con Letra de Alejandro Martínez Ramón. Esta obra desde su creación, ha venido interpretándose ininterrumpidamente a lo largo de los años hasta el día de hoy en las novenas en honor de San Antonio Abad, contada por la magnifica voz de Encarnación Ruiz Parras. Mis recuerdos como tobarreño y sanantonero, barrio en el que nací y crecí, van unidos estrechamente a este himno mágico y sublime que todos conocen. También una obra muy importante del profesor Gil Lerín es el "Himno a Tobarra" que fue rescatada del olvido en el año 1984, al ser adaptada por el autor para coral e interpretada por el Orfeón de la Mancha bajo la dirección de Don Julio Sorribes en el pregón de Semana Santa de 1.984 en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Era este el primer año que el pregón se hacía en este lugar a iniciativa del presidente de la Asociación de cofradías de aquel año Don Jesús Ruiz Moreno, quien tuvo una decisiva intervención para que el Orfeón Manchego interpretara esta obra, gracias también a la participación del tobarreño y miembro del orfeón Don Francisco García Ruiz. Estuvo pre­sente el autor el día de la interpretación. Fueron unos minutos inolvidables, vibrando los presentes -que llenaban la parroquia- de una intensa emoción. Pues­tos en pie, con el mayor respeto, en el mayor silencio se escuchaban los acordes del Himno a Tobarra entonados por el magistral Orfeón de la Mancha. Aquella noche, los tobarreños nos sentimos orgullosos de serlo y agradecimos con nuestros intermina­bles aplausos al autor de la obra, por habernos ofrecido una bandera, un símbolo que nos distingue entre todos los pueblos. Desde ese momento, en los siguientes pregones de Semana Santa, y en los demás actos culturales (juegos florales de las fiestas de San Roque) se escucha como broche de oro y como afirmación de nuestra condición de hijos de esta tierra. Así pues, la letra, que es del también paisano Don Ginés ladrón de Guevara y Rodríguez de Vera, publicada en varias ocasiones y también en la revista de Semana Santa, es ya conocida por la mayoría de los tobarreños y se canta para resaltar el orgullo que tenemos de serio. Otra de sus obras "Unión Musical Tobarreña" que dedicó a la Banda de Música de Tobarra -su banda-, fue estrenada en el homenaje que la misma le hizo y del que después hablaré.

En los años cincuenta, su nombre se liga al esplendor del Teatro Viejo ("Gran Teatro") y a la cultura tobarreña. Son los años en que una compa­ñía de aficionados a la música lírica pone en escena las más conocidas obras de zarzuela: "Katiusca", "la del manojo de rosas", "la rosa del azafrán", y otras muchas. El maestro dirige a la banda de música de Tobarra en las representaciones líricas y adapta estas obras para la misma, junto con Isabelita Artea­ga Planes, que dirige a los interpretes. El éxito fue apoteósico. Gracias a estas representaciones, conocieron los tobarreños de aquella época nuestro género lírico y son recordados con nostalgia esos tiempos por quienes los vivieron.

HOMENAJES A SU OBRA 

En Mallén, su tierra natal, se le ofrece un impor­tante homenaje. Del mismo da cuenta la revista informativa "Mallén" en su número Tres del mes de Octubre de 1 .986, en la página diez, en la que se lee literalmente:"Homenaje a Pedro Gil lerín" y continua " Hace unos años, en 1.984, Mallén homenajeó a Pedro Gil lerín, músico natural de esta villa, de laque se fue tempranamente. Gil lerín estrenó entonces con la Banda de la Diputación de Zaragoza su obra "Mallén en Fiestas", recibiendo el aplauso y la admiración de todos los vecinos. El mes de agosto de 1989 el Ayuntamiento acordó en Pleno dedicar al músico una calle de nuestra localidad". Esta es la respuesta de Gil lerín tras conocer la noticia:"Muy señor mío: le dirijo la presente al haber recibido su carta de fecha 13 de los corrientes comunicándome el acuer­do por el que me dedicaban una calle de esa locali­dad, para darles las gracias más sinceras por el honor que me han concedido del que me siento muy orgulloso y más por venir de esa localidad donde yo nací y aunque llevo muchos años fuera me siento muy ligado a ella". Pedro Gil Lerín. En el número dos de la misma revista, de Junio de 1.986, en la página dos aparecen los nuevos nombres de calles de Mallén y la que antes era calle Matadero, ahora lo es "Calle Músico Pedro Gil Lerín".

Almansa también homenajea a Pedro Gil Lerín en el Teatro Principal en agradecimiento a la obra que el músico dedicó a esa localidad, no pudiendo asistir el autor por encontrarse mal de salud.

EL HOMENAJE DE TOBARRA A PEDRO GIL LERIN.

Tobarra no podía permanecer muda ante estos acontecimientos por muchas razones: porque la banda de música bajo cuya batuta obtuvo el segundo premio en el Certamen Provincial de Bandas de Música de Albacete en 1.947 y el tercer premio en el Certamen Interprovincial de Bandas de Música de Albacete con la composición del maestro "Alarde Musical", se había hecho acreedora de agradeci­miento hacia su director que la colocó entre las mejores bajo su dirección. Por que Pedro Gil Lerín había echado raíces en Tobarra, al contraer matrimonio con una tobarreña. Porque a sus fiestas de San Roque, a su Semana Santa y a sus gentes, dedicó buena parte de su inspiración. Y porque le compuso su famoso himno para gloria de presentes y futuras generaciones.

Así pues, la primera obligada, su querida banda de música tobarreña, le dedica un importante homenaje en el Cine Avenida el día 3 de Agosto de 1.985 a las 9 de la tarde, organizado por la Sociedad Unión Musical Santa Cecilia, bajo la presidencia de Don Francisco Clemente Lorente. Encontrándose presente el alcalde del Ayuntamiento de Tobarra Don Miguel Guerrero Perona, que le hizo entrega de una placa conmemorativa. Al hacer uso de la palabra Don Francisco Clemente hizo una comparación de la música del maestro con el vino de Tobarra en los siguientes términos:"¿Qué es el vino de Tobarra?: Es un vino de "muchos grados, suave y oloroso y de buen paladar. ¿Y cómo es su música? Su música es de muchísimos grados, de mejor paladar y que al igual que el vino, unas veces nos hace reír y otras nos hace llorar". De lo ocurrido aquél día da cumplida noticia el Cronista Oficial de la Villa de Tobarra Don Guillermo A. Paterna Alfaro, publicando en el periódico "La Verdad" de Albacete el día 9 de agosto un extenso artículo titulado:"Homenaje en Tobarra al profesor Gil Lerín. Nacido para la música". El autor da fe con su testimonio de los pormenores del acto, en el que Pedro Gil Lerín estrena su obra "Unión Musical Tobarreña", dirigiendo el mismo a la banda que interpretó otras obras de su largo repertorio. En el acto intervino el poeta Don José Jorquera Manzana­res y así mismo Don José García González. Este último en el periódico "La Tribuna" publica un articulo titulado "El maestro Gil Lerín estrenó dos marchas para Hellín" y escribe "a sus ochenta y dos años, este maño-tobarreño nacido en Mallén, provincia de Zaragoza, acaba de componer dos marchas, para la Banda de Música de Hellín "Nuestra Señora del Dolor" y "Semana Santa en Hellín" aplaudidas durante los desfiles procesionales de este año en la vecina localidad y también añade "llegó a Tobarra por casualidad y, aunque ha sido olvidado por muchos, aquí sigue en lo suyo, componiendo como un toba­rreño más. Superando los' difíciles momentos en silencio. Paradójicamente silencioso este prestidigi­tador de ruido y cadencias de quien alguien dijo un día: ""Parece un solitario, pero quien es capaz de componer como Pedro Gil Lerín, nunca puede estar solo, por fuerza ha de estar acompañado por el genio creador de los grandes hombres." La banda de música tobarreña estaba dirigida aquel día por Don Alfonso Clemente (Colica).

A esta primera iniciativa surge otra. En esta ocasión es D. Juan Coy García quien, como presidente de la Hermandad de S. Antonio Abad, dirige al Sr. alcalde del Ayuntamiento de Tobarra la siguiente comunicación:

"Solicito del Pleno de ese Ayuntamiento, tenga a bien tomar en consideración, la propuesta de nombrar Hijo Adoptivo al Ilustre Profesor, compositor ""sanantonero"" D. Pedro Gil Lerín; así como la de poner a su nombre una calle del barrio de S. Antón. Propuestas ambas aprobadas por mayoría en la última reunión de la Junta Directiva de esta hermandad, por considerar que D. Pedro: merece todo tipo de homenajes en base a su trayectoria profesional y humana. Tobarra a 10 de Diciembre de 1.986". No podía ser menos que la iniciativa partiera precisamente del barrio de S. Antón, su barrio, tan acreedor de su himno a S. Antonio Abad. El Ayuntamiento, en sesión plenaria de fecha 18 de Diciembre de 1.986 acuerda entre otras cuestiones las siguien­tes "Se presenta escrito de Hermandad de S. Antón, en el que se solicita sea nombrado Hijo Adoptivo de la Villa de Tobarra a D. Pedro Gil Lerín. Los reunidos acuerdan iniciar los tramites al respecto."

En el Boletín Oficial de la Provincia de Albacete número 6 de fecha 14 de Enero de 1.987 se da publicidad en la página 9 a este hecho para que puedan formular ale­gaciones las personas o entidades que lo estimen conveniente,' aportando documentación o haciendo sugerencias relativas al fondo del expediente. Por fin el 22 de Marzo de 1 .988 se acuerda por la Corporación municipal el "Nombramiento de Hijo Adoptivo en favor del Ilustre Profesor, Compositor, y ya desde hace muchos años querido y considerado por todos nosotros.

Queda pendiente la otra petición hecha por la Hermandad de que se le ponga el nombre a una calle de S. Antón o de Tobarra.

FUENTES: 

Texto: "PEDRO GIL LERÍN HIJO ADOPTIVO DE TOBARRA". Martinez González, D. Revista de Semana Santa de Tobarra. Año 1990. Asociación de Cofradías de Semana Santa de Tobarra.

Fotografías: Revista Asociación de Cofradías de Semana Santa de Tobarra (Albacete). Año 1990.Asociación Cultural Belsinón. Mallén. Zaragoza

 
   
 

 

 
 
 

 

 
 

 

 

 

 

 
   
   
lineagris
     

 

Infotobarra.com

Página Privada NO OFICIAL de Tobarra (Albacete)

Angel E. Coy Vergara 

 Normas de Infotobarra.com y Código de Privacidad