INFORMACIÓN PRÁCTICA
 
 
 
 
 
  Teléfonos de Interés
  Himno a Tobarra
 
 
 
 
 
 
 

Fechas Semana Santa Próximos Años

Año 2010: Del 2 de abril al 11 de abril

Año 2011: Del 22 de marzo al 31 de marzo

 

 
lineagris
 
Datos útiles

Origen de la Semana Santa de Tobarra I Historia del Tambor en Tobarra (Albacete) I Declaraciones de Interés Turístico Regional y Nacional I Horario de Toque de tambor I Tamborada Escolar I Carteles de Semana Santa I  Ruta del Tambor del Sureste Español I Museo del Tambor I Monumento al Tambor I Marcha Homenaje al Tambor I Jornadas Nacional de Exaltación del Tambor y el Bombo I Acto de cierre de toque de tambor I

Historia del Tambor en Tobarra (Albacete)


El uso del tambor ha sido muy extendido en el mundo, se pueden encontrar tambores en cualquier rincón del planeta, Los primeros tambores, según lo evidenciado en los yacimientos arqueológ
icos, fecha del período neolítico. Un tambor encontró en ahuecar de la Moravia, fecha 6000 de A.C. e otras, encontró en la antigua Suméria, de 3000 a.C. En Mesopotamia han sido encontrados tambores pequeños proximadamente encontrados (tocados tanto vertical como horizontalmente) anticuados de 3000 que Tambores a.C. con las pieles filtradas había sido descubierto entre los dispositivos egipcios, de la CA 4000. Los primeros tambores consistieron en probablemente un pedazo del tronco hueco del árbol (perforado). Estos troncos fueron cubiertos en los bordes con las pieles de reptiles o del cuero de pescados y eran percutidos con las manos. Más adelante, fue comenzando a utilizarse las primeras pieles más resistentes. El tambor con dos pieles vino más adelante, así como la variedad de tamaños, materiales y dimensiones. Muchos métodos habían sido utilizados para fijar las pieles. En los tambores de una piel eran pregos, calambres, pegamento, etc usados. En los tambores de dos pieles eran las cuerdas usadas que pasaron para las punturas hechas en la piel apropiada. Los tambores europeos más modernos tenían generalmente la piel enparchada por la presión de dos aros, de el que esta contra el otro y de la piel por la madera
 El origen del término castellano "tambor" procede del persa tabir, sufriendo modificaciones del árabe, llamándose Tabl, Tbal, Tbel, introduciéndose en España con el nombre de Tabal; según la definición de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) la palabra "tambor".
(Quizá del ár. hisp. *tabbūl, hipocorístico del tabál) se define como instrumento musical de percusión, de madera o metal, de forma cilíndrica,hueco, cubierto por sus dos bases con piel estirada, que se toca con dos palillos, otras formas antiguas castellanas son las de atambor y atamor, cuya primera documentación se localiza en el poema del Mío Cid (S.XII):   


"Que priesa va en los moros! E tornáronse a armar,
ante roído de Atahores la tierra querié quebrar..."


Hasta el momento no existe documentación escrita sobre el origen de la, probablemente, más antigua de nuestras tradiciones.
El único estudio serio que trata del origen del tamborear en Tabarra es el del investigador José Mª Hurtado Ríos, (ver bibliografía) donde se sostiene la hipótesis aragonesa, más concretamente hijarana: "En Tobarra se toca el tambor por Semana Santa porque nos visitaron (como pobladores o repobladores) aragoneses de Híjar que acompañaron a D. Pedro Fernández de Hixar en tiempos de Jaime I (1266)".Las afirmaciones de Hurtado no han podido ser refutadas por estudiosos que posteriormente trataron de este tema tan apasionante. Siguiendo a Carmona González[i][xiii] que cita el texto árabe del S.XI escrito por Al-`Udrî, regidor de la Ciudad de Murcia, el cual ya aparece como Tobarra, su origen por lo tanto no sería árabe sino probablemente anterior, en todo caso al S.VIII; otros autores la sitúan en época premusulmán incluso anterior a la llegada de grupos árabes y beréberes en el S.VIII[ii][xiv], otros en todo caso con la llegada de grupos beréberes argelinos en torno al año 712 de nuestra era de donde tomaría el topónimo “T” del nombre[iii][xv]. Nómadas beréberes que en su camino de expansión introducirán el ruido ensordecedor de los tambores junto a las notas dulces de las zokras, de la cual se podría teorizar y extraer la presencia del tambor hace ya 1.300 años en
Tobarra, que en el caso del modelo t´bâl[iv][xvi] no se diferenciaría excesivamente de los existentes en Tobarra hace 100 años tanto en su estructura, materiales y dimensiones[v][xvii]. Ante la falta de estudios acerca del origen del tambor en Tobarra que profundicen en el mismo, Hurtado Ríos enuncia en una hipótesis imposible de demostrar como él mismo afirma pero analizando todas las fuentes que se pueden abordar, se llega a enunciar que ésta se debería a la más que posible influencia aragonesa tras la Reconquista a mediados del S.XIII: “En Tobarra se toca el tambor en Semana Santa, tal y como lo hacemos porque nos repoblaron o se mezclaron con los moros tobarreños gentes tamborileras aragonesas que acompañaron al Primer Señor de Híjar, Don Pedro Fernández, en tiempos de Jaime I, a la conquista de Murcia, inmediatamente antes de enero de 1.266 año en que en la capital del Segura es aplastada la sublevación nazarí[vi][xviii].” Tambor que en la versión aragonesa sería introducido por Sancho Ramírez de Aragón en el año 1.091, observador de las tácticas de guerra empleadas por los almorávides en la Batalla de Sagrajas (1.086)[vii][xix], el cual llegaría posteriormente a Tobarra en la reconquista. Tobarra e Híjar
 
Los testimonios orales de los más viejos de Tobarra -Vicente Esteve Pérez, "Arenas" (1885-1981) y Jesús Onrubia Algarra, "Bajocas" (1886-1987)- nos confirman que sus abuelos ya tocaban el tambor, y lo describen así: "La caja y aros de madera, pieles de cabra apretadas por cuerdas en zig-zag que pasan sobre los agujeros de los aros y que se tensan con badana o baqueta e incluso mojando las cuerdas. Bordones de cáñamo." Lo que podría hacer hipótesis acerca del origen bereber del tambor tobarreño.
Las Ordenanzas Municipales de 1906 dicen del tambor:
"Art. 59. La salida de nazarenos con tambor, podrá efectuarse en la tarde de Miércoles Santo, desde las tres de la tarde hasta terminada la procesión, y desde las cinco de la madrugada hasta la bajada del Calvario de la procesión el día de Viernes Santo.
Art.60. Se prohíbe el uso de toda clase de pitos de hojalata y el de túnicas cortas, rotas o en estado que ofendan a la decencia."
Hacia 1850 aparece el tambor "chafao", de dimensiones exageradas: 60-70 cm. de ancho por 10 de alto (Al apretar se juntaban las pieles). Se reduce el diámetro a 50 cm. y se llega después al de 45 por 12, para, en un paso más, ir hasta el de 40 por 10 que será el tambor corriente hasta 1920, con chapa doble.
Llegará después el de 40 por 20, muy popular en los años treinta y cuarenta.            
Por algunos testimonios (Vicente Fernández García en 1988) es posible conocer que hacia 1915 ya hubieran algunos tambores de metal, pero el más claro ejemplar de este revolucionario material será el de Mariano Martínez "El Petro" (1909-1983) en 1932, siendo además el primer tambor de tornos "niquelaos", lisos y agujereados.
En 1934, Francisco Ruiz, Paco "El de la Socorro", hace el que se considera primer tambor de tornos anchos y calados a base de lima sobre alegorías de la Pasión. Manolico “El Aperaor" patenta las cajas pulimentadas.

Este mismo año, Manuel Sahorí García, "El Zoril", saca su tambor de 38
por 17,5, acercándose a las medidas actuales. Es
también de metal, tornos anchos, calados y piezas a forja. Aros pulimentados.
En 1940 hay un parón por la escasez de materiales. Muchas piezas han de hacerse en la fragua y se aprovecha cualquier utensilio: asas de cubos, botes de conservas, herraduras, zafras, garbillos,...
Otro gran tambor, sale de las manos de Juan José García Martínez, "Luciano" (1907-1966). Es un trabajo previamente concebido sobre un plano y en el acabado se adorna con pedrería. Utiliza el sistema de cuatro espárragos.
Evolución hasta 1970: Las anteriores medidas se van aproximando a las de hoy. Son los de 38 por 18 y 37 por 16, hasta El más estandarizado de 38 por 15,5.
La chapa, sencilla o doble, va dejando paso al metal. En los años cincuenta, Mariano "El Petro" descubre las torretas. Las pieles de cabra, muy recias, se descarnan para sacar mejor sonido. Cuando llegan las de cabrito se colocan abajo por temor a que se rompan. 
A finales de los sesenta llega el plástico.
De la varilla de hierro se pasa al calibrado de 1/4 y después al de 5/80. Los bordones de cáñamo cambian a la tripa y después al nylon. 
Se empieza a forrar los aros, primero con cobre y después con metal, hacia 1960, siendo el artesano Antonio Román "El Pulga"(f. 1964)el iniciador de ello, y del que también conocemos un gran tambor.
Otros artesanos: Además de los citados: Teófilo Martínez Bleda (1877-1934), Manuel López Román "El Aperaor" (1906-1987), Juan Miguel Fernández Gil "El Usi" (1900-1978) y antes que él su padre, Amador; los conocidísimos "Casimiros", "Tegas", "El Chivi", "Araceli", "El Francés", "Melchor", "Chamusclas", "El Palmiro", "Capazuros", Juan Bleda Marchante "Mochi".
Artesanos y tamborileros; los famosos Hugo Sahorí, Ramón Merino Sahorí (1913-1998), Manuel Sahorí García "El Zoril" (1914-1993), Antonio Jiménez Sahorí "El Batanero" padre (1908).
Unos y otros llegan en su producción hasta los sesenta. 

Y los actuales Francisco y Antonio Jiménez Ortiz "Bataneros", Antonio Román Catalán "El Casón" (1935-2000) y sus hijos Cristóbal y Juan Antonio Román Ortiz, Juan López Quintana "El Moso" y sus hijos Juan y José Luis López Alcañiz Luis Fernández Ortiz "El Usi", Juan Sahorí Ca
talán "El Zoril", "El Nenito", Pedro García Gómez, Manuel Gómez Gómez, Pedro Antonio Bueno "El Artista",  Fernando Reina Escribano "Cachito", José Jiménez "Escarchas" (también su hermano Manuel q.e.p.d.) 
Artesanos de aros y palillos: De recia solera fue Manolico "El Aperaor" y sus hijos Emilio y Juan López (1937-1986), hoy los nietos continúan la herencia del abuelo. Ricardo Algarra Vergara, "Manano" (q.e.p.d.), Miguel Gómez Gómez, Jesús Martínez Gómez, Antonio del Ramo Torres, “Menudo” y Fernando Reina, “Cachito”, entre otros.  
Desde 1970: En 1970 Antonio Jiménez Ortiz saca "La Tira", el tambor más famoso de la historia tamborilera, que marca un hito en la evolución del querido instrumento y es precursor de nuevas ideas.
En 1972 sale un tambor con formas parecidas de las manos del
ebanista Miguel Blázquez Sánchez.
Como técnicos innovadores aficionados, Jesús García Martínez, “Perijuan”, Francisco Huerta Martínez y Antonio García Navarro. 
Es también en 1970 cuando Jesús "Perijuan" inventa el tambor sin tornos, y el de sin caja en 1976. 
Igualmente de 1976 es el tambor pandereta (una sola piel) de Antonio García Navarro.
Otros artesanos no profesionales, Alejandro Moreno Ramón, Juan García Maestro "El Chulo" (q.e.p.d.) Vicente Merino Ortiz y Antonio Martínez "Totoni". Todos ellos se construyen artísticos tambores.
En 1977 aparece el primer serón o reductora.
"Cachito" hace los primeros tambores con metacrilato en 1978 y 1979, y en 1983 todo el tambor es de este material.
En 1980 "El Casón" prueba con cajas de cerámica (arcilla trabajada en el torno del alfarero Ortiz) y "El Nenito" introduce las dos torretas.
Antonio "El Batanero" estrena su tambor bañado en oro, "La Biblia", con aros calados (técnica que ya usó Miguel Blázquez) en 1982. 
En la Semana Santa de 1983 Francisco Huerta lleva su "Corona de Espinas" y en el 88 otro llamado "Estandartes". 
En 1985 Alfonso Jiménez Lorente saca sus "Diez Mandamientos" y Antonio Gómez Serrano, “Ñico”, estrena "El Redoble".
En 1986 Antonio García Navarro innova el tambor con doble reductora y en 1988 el tambor con tres pieles.
También en 1988 "El Casón" populariza, por medio de troquel exclusivo, los tornos anchos. Su hijo, Juan Antonio termina su valioso tambor "El Repique" en 1989.
Francisco Giménez Ortiz, Paco "El Batanero" exagera las medidas y pone en escena su "Cristo" de 33 por 40 cm. Fue en 1987.

 
El Tambor hoy: A pesar de la enorme evolución el tambor tobarreño medio sigue siendo totalmente artesano y conserva en cada una de sus piezas el sabor de la tradición y la singularidad que le distingue de cualquier otro estilo. 
Esta es su radiografía: Caja de metal, catorce tornos cromados y otras tantas torretas, dos aros normalmente forrados, veintiocho piezas (catorce para cada aro) e igual número de palometas o cálices, dos parches de cabrito o plástico, emparchadas en sendos aretes; una o dos llaves de bordones. Estos pueden ser de tripa o de nylon forrado de hilos metálicos, varían entre ocho y veinte; un serón o reductora.
Accesorios indispensables: los palillos y el cinto. Opcional la llave de apretar (accionando las palometas o copas). 
En 1982 se instituyó la Tamborada Escolar. Celebrará en el año 2002 la XXI edición. 
Se crea en 1984 el Museo del Tambor, único en su género. 

 Tobarra participa en las Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor desde 1983, siendo anfitriona de las IV en 1989 y de las XV en 2000.
Desde 1985 las cuadrillas ponen en marcha nuevas iniciativas:
Después de las túnicas, la uniformidad llegará a los tambores (104 horas, Atarres, Tribujaos....). A las sedes tamborileras se les conoce con
el apelativo de garuto
 

En 1987 empezó a funcionar la Escuela del Tambor, enseñanzas que continua la Universidad Popular. 
 

Desde 1989 y por la enorme influencia hijarano-aragonesa, algunas cuadrillas tocan bombos.
En el emblemático año 1992 los tambores tobarreños alcanzan gran repercusión gracias al programa de Televisión Española “Pasa la Vida” de Mª Teresa Campos. Otra amplia representación tobarreña toca el tambor en la Exposición Universal de Sevilla, en cuyo pabellón se haya expuesta “La Biblia” del “Batanero”. Con anterioridad nuestros tambores se pasearon por el centro de Lisboa, como antes por Madrid, Barcelona, valencia, Alicante, Albacete...
Hay, en 1992, alrededor de un centenar de cuadrillas censadas.  
 

En 1995 se instala en la Avda. de la Constitución el Monumento al Tambor, "La Evolución", obra de Jesús Damián Jiménez Ramírez.
En estos más de cien años estudiados la evolución –revolución- fue total y vertiginosa. Vemos como de la madera se pasa a la hojalata, de ésta al metal (latón), de la cuerda al clavo roscado, del espárrago al torno ancho, de la tuerca forjada a la palometa, de la purpurina al niquelado, y del cromado al baño de oro, del bordón de cáñamo y tripa a la reductora metálica, y, como no, de la piel al plástico. Aunque lo último en materiales es el aluminio –menor peso- y la copa o cáliz por las palometas.
Y las grandes obras de arte. Los materiales más innovadores, los diseños más audaces y atrevidos:
Sale a la luz en 1997 la joya artesanal por excelencia: “La Pasión” de Antonio “El Batanero”, un trabajo de siete años, chapado en oro.
En 2000, junto a otros artesanos, realizan tres tambores idéntico, hechos en duralumnio, muy ligeros. Les llaman “Los Trillizos”
“El Moso” inventa el cono, tambor con caja tronco-cónica y una sola piel. “Cachito” utiliza policarbonato para sus cajas, después la madera también en la cajas y tornos. “El Casón” utiliza tornos inyectados, cálices y primeras piezas de alumnio.       

       
Gracias a la fecunda producción de diseños de Antonio Jiménez Ortiz y otros amantes del dibujo artístico son muchos los artesanos aficionados que están llenando las calles de Tobarra de grandes tambores-joya: Herminio Morcillo “Tetero”, Miguel Angel Martínez López, autor de sus propios bocetos, Eugenio Martínez García “Uge” (1959-1998), quién no pudo acabar su gran obra, Jesús Córcoles Carrillo “Lobo”, alumno directo del “Batanero”, Jesús Navarro Ochando, con varias obras en su haber, Pedro Damián Paterna Laguia, maestro del modelismo, Pío Jesús
Gomariz Ramón, utilizando un tronco como mesa de trabajo, Joaquín Urrea Martínez, construyendo su “Tira” encima de una silla, Manuel Callado Pérez, especialista en cajas de madera, Jesús Hernández Espadas “Badul” con una colección familiar de cinco tambores excepcionales en diseño y acabado, José Coy Valcárcel, con su “laboratorio” para hacer tambores diferentes, Antonio Ochoa Bleda “Triqui”, con modelos transparentes y de poco peso, Joaquín Gómez Ramón, con aros calados en madera, Mariano Martínez Gómez y Mariano Martínez Escribano, padre e hijo, obsesionados con la revolución de los materiales ligeros y cajas bañadas en grafito, Antonio Micó Noguerón y Antonio Gómez García, los artesanos más jóvenes –15 y 19 años- que ya saben tallar tornos y aros, Jesús Bueno Carrillo, con una joya de tambor guardada en una urna, Sebastián García Gómez, genio de la marquetería y diseños propios, Pedro Martínez García, quien pasó muchos apuros para ver su sueño hecho tambor y tres aficionados más sobre un tema común: su hermandad, el Cristo de la Agonía. Son José Manuel Martínez García, Francisco Romero Pastor y Fco. Joaquín Jiménez Ramón. Y en 2002 el ya mítico Laureano Cano Sáez, “El Lauria”, con el milagro de tres juegos de tornos y sus seis aros, todo ello calado en siete meses.

Todavía quedan un puñado de tobarreños que en el más difícil todavía han hecho su grandes tambores fuera de la patria chica: Pedro Fernández Poyatos “Pedrete”, Ricardo Ramón “El Pardo”, Antonio Expósito Serrano “El Ruso”, Emilio Moreno Oroz, Teodoro “El Palmiro”...
 Y los atrevidos, raros, cuasi exóticos: El tambor cuadrado de José Dastis García, el tambor de esparto por Diego Sánchez Jacobe, el tambor ronco de Fernando Espadas y Juan Antonio Negrillo, los tambores barreño y farola de J. Joaquín Cotillas bajo la idea de Juan Andrés Alfaro.
Incluso algunas cuadrillas Los 104 horas, Atarres, Tribujaos, Inflaos, La
Zaragata- diseñan y construyen sus propios tambores, todos iguales.
Tobarra no sólo exporta tambores a otros pueblos, también materiales, diseños, ideas.
El mejor slogan acuñado por los tamborileros dice que Tobarra es la cuna del Tambor. La Semana Santa de Tobarra está galardonada como Fiesta de Interés Turístico (BOE 10-XI-1983), De Interés Turístico Regional (BOCM 19-VI-1984) y de
Interés Turístico Nacional (BOE 16-V-1988)

Tobarra estuvo representado en los Carteles Anunciadores del IV Centenario de Don Quijote de la Mancha 2005 que brindó la oportunidad de dar a conocer Castilla-La Mancha, tanto en el aspecto cultural, como en los planos económico, comercial, industrial, turístico, etc. Una Castilla-La Mancha moderna, abierta a la innovación, llena de oportunidades e idónea como escenario de inversiones. El objetivo es proyectar la realidad de una región llena de emprendedores y de industrias que elaboran productos de máxima calidad y de una sociedad joven, solidaria, tolerante y comprometida con el progreso.
En uno de los modelos anunciadores se puede observar como el ala del yelmo de Don Quijote representa una serie de tamborileros con tambor y bombo que han difundido la cultura del tambor de Tobarra por todo el mundo con ocasión de tan importante acto, así como con ocasión de las Jornadas Nacional de Exaltación del Tambor y el Bombo.

En el año 2009 se  realizó la I Muestra Nacional de Artesanía del Tambor y Percusión TOB'ART


Fuentes principales:
Resumen y adaptación de “El Tambor una evolución constante. I y II” por Guillermo A. Paterna Alfaro (Revs. de S.S. 1988 y 2000 Asociación de Cofradías de Semana Santa de Tobarra www.semasantatobarra.com).
Ruta del Tambor del Sureste. Angel E. Coy Vergara (Revista de S.S. 2000 Asociación de Cofradías de Semana Santa de Tobarra)
Otras fuentes:
Hurtado Ríos, Jose Mª. "Origen del tamborear tobarreño. ¿Historia o leyenda?", Rev. S.S. 1981.
Paterna Alfaro, Guillermo A."El Tambor, una evolución constante. Historia de los últimos cien años". Rev. S.S. 1988.
 “La Verdad” (Albacete), extra S.S. 1981 y 1986.
Paterna Alfaro, Guillermo A. “El tambor, una evolución constante (II). Rev. S. S. 2000 (Registro Propiedad Intelectual nº AB-743)
Poemas famosos dedicados al Tambor: "Seguidillas del tamborilero", J.J. García Carbonell, Rev. S.S. 1972.
"Tambor", M. Alcaraz, Rev. S.S. 1982.
"Tamborileros de Tobarra", A. Martínez Ram¢n, Rev. S.S. 1984.
"Al mejor tambor y a su artista", M. Sahorí García, Rev. S.S. 1974..

Cartel Conmemorativo con motivos tamborileros tobarreños del
IV Centenario de Don Quijote de La Mancha

 
 

Museo del Tambor de Tobarra (Albacete)

 

Carteles Semana Santa 1.969-Actualidad

 

Ruta del Tambor del Sureste Español

 
 
 

 

  Cuadrillas Tamborileras

 

 

Jornadas Nacional de Exaltación del Tambor y el Bombo

   
 

 

   
lineagris
     

 

Infotobarra.com

Página Privada NO OFICIAL de Tobarra (Albacete)

Angel E. Coy Vergara 

 Normas de Infotobarra.com y Código de Privacidad