Historia de Tobarra (Albacete)
INFORMACIÓN PRÁCTICA
 
 
 
 
 
  Enlaces a páginas dedicadas a Tobarra
 
 
Tobarreños ilustres:
 
 
 
 
 
CÓMO LLEGAR
 
 
 
 
TOBARRA TURISMO
 
 
 
 
 
 
FIESTAS DE TOBARRA
 
 
Semana Santa: Procesión
  Semana Santa: Tambor
 
Fiestas del Santísimo Cristo de la Antigua y Virgen de la Encarnación
 
Fiestas de San Roque
 
Ferias y eventos
 
 
lineagris
 
Datos útiles

Descripción y situación en Europa I Clima: Descripción y previsión I  Historia de Tobarra I Himno a Tobarra I  Enlaces a páginas dedicadas a Tobarra I Teléfonos de Interés I Plano de Tobarra

Historia de Tobarra


Los orígenes de Tobarra se remontan a la Edad del Bronce I, incluso los hay más antiguos como el “Dolmen” de los Selvares[v], romanas  son las “villae” de Sierra, la cuasi-palaciega de Mora de Santa Quiteria o las termas de Santa Victoria, debido principalmente por el paso de la vía romana Complutum-Carthagonova, encontrándose un miliario (235-238 dC) del emperador romano Maximino Cayo Julio Vero (Tracio), pero es principalmente su origen ibérico la que la configura y consolida, tal y como los ponen de manifiesto los diferentes hallazgos arqueológicos encontrados en la zona, de la cual deben destacarse, la necrópolis de la Hoya de  Santa Ana (I. d.c),  o el Conjunto Rupestre de Alborajico, constituido como complejo cenobítico cristiano habitado durante los siglos V al VIII d.c.[vi].

El origen del nombre es incierto, aunque con seguridad es prerromano, Tobarra estaba habitada ya en tiempos previos a la conquista romana de la Península Ibérica, como muestra el hecho de que la vía romana que unía Complutum (Alcalá de Henares) con Carthago Nova (Cartagena) se desviara unos kilómetros para pasar por Tobarra y retomara después su camino hacia Illunum.

En época visigoda se construyó a poca distancia del casco urbano actual un eremitorio excavado en roca, junto a una cantera que se utilizó desde tiempos romanos hasta bien entrado el siglo XVII.

Perteneciente a la Cora de Tudmir (Provincia de Teodomiro) incluido en el emirato independiente de Córdoba, Tobarra podría haber tenido los mismos privilegios que los recogidos en las capitulaciones de Teodomiro similares a los de la Ciudad de Mula, Tobarra sería sede de un importante caudillo Yagub Ibn Jalid Al Tubarri, que dominaría el espacio entre Albacete y Hellín (920-930 d.c.). Reconquistada a los musulmanes en tiempos de Fernando III por personas procedentes de Aragón, predominantemente, a la conquista de Murcia. En época musulmana se edifica un castillo y una mezquita, ésta última hoy desaparecida, así como una extensa red de regadíos algunos de cuyos pozos originales de época andalusí todavía siguen abasteciendo de agua la que fue durante mucho tiempo huerta más importante de la provincia. El  10 de Marzo de 1.244 Alfonso X la entregó al concejo de Alcaraz, y en 1.269 ya se distinguiría como villa independiente al concederle el Fuero breve de Alcaraz  que no era sino  uno de los fueros más antiguos de España, el de  Cuenca[vii], En 1.324 una expedición de moros Nazaríes arrasa Tobarra y se lleva a parte de la población esclava a Granada, fue saqueada y quemada la Villa, posteriormente sería repoblada por Sancho Ximénez de Lanclares, Adelantado Mayor del infante D. Juan Manuel,  tras obtenerla en Señorío, pasando a formar parte a mediados del S.XIV al Señorío de Villena a la muerte de éste[viii].

El 11 de septiembre de 1.476, finalmente, pasaría a depender de la Corona de Castilla. Tobarra ha gozado de privilegios otorgados y confirmados posteriormente por diferentes Reyes y Señores, entre ellos Fernando III, Juan II, los Reyes Católicos, su hija Juana la Loca, Carlos II o Felipe V con motivo del apoyo mostrado a los Borbones. A principios del S.XV ya se distinguiría con el Título de Villa, título que podría haber sido otorgado por Alfonso de Aragón[ix]. 

El Domingo de Resurrección de 1766, una semana después de Madrid, Tobarra se convierte en el segundo lugar de España en levantarse ante la terrible crisis de subsistencias que estaba viviendo la nación, en el contexto del Motín de Esquilache, (precisamente el propio Marqués de Esquilache había dormido en Tobarra la noche anterior camino del destierro). En esta época, Tobarra se rige por el Reglamento de Propios y Arbitrios otorgado por Carlos III en 1762, siendo Tobarra (se escribía con "V" hasta la nueva división provincial de Javier de Burgos de 1833) una villa adscrita a la Intendencia del Reino de Murcia.Con la nueva división provincial, pasa a ser una localidad de la provincia de Albacete, perteneciente al antiguo Reino de Murcia.En 1812 las tropas francesas del general Soult queman la Villa en su retirada de Murcia, Tobarra vuelve de nuevo a resurgir de sus cenizas para comenzar una de sus etapas más importantes con un aumento de población y riqueza. En el siglo XX, la destrucción que llevó aparejada la Guerra Civil Española acabó con buena parte del patrimonio histórico local con la excepción de la cabeza de la imagen del Ecce Homo (siendo en la actualidad de las pocas imágenes que desfilan en la Semana Santa de Tobarra del Siglo XIX) y de la Virgen de los Dolores, del artista murciano Francisco Salzillo.
Alrededor de 1950 alcanzó Tobarra su máximo histórico de población, casi 14.000 habitantes, desde entonces, la política desarrollista del franquismo desvió el crecimiento hacia el Levante y hacia las capitales de provincia y las mal llamadas capitales de comarca, privando a Tobarra de los recursos y las inversiones necesarias para crecer de manera sostenible.


El  controvertido origen del topónimo “Tobarra” ha sido estudiado en diferentes ocasiones. Se la ha intentado relacionar con la Tribola de las guerras púnicas donde Viriato venció al Pretor romano Cayo Vetilio (147 a 146 a.c), con la Túrbula de la Batestania íbera citada por Tolomeo[x] (S. II d.C.) y  posteriormente por Flavio Dextro y Juliano en relación con el martirio de Santa Victoria acontecido el 23 de diciembre del año 255 d.C[xi], (el nombre de Santa Victoria se encuentra presente en una termas romanas y en una capilla de la Iglesia de la Asunción); desmentido en estudios posteriores por Hurtado Ríos que le otorga el carácter íbero al topónimo[xii].  Siguiendo a  Carmona González[xiii] que cita el texto árabe del S.XI escrito por Al-`Udrî, regidor de la Ciudad de Murcia, el cual ya aparece como Tobarra, su origen por lo tanto no sería árabe sino probablemente anterior, en todo caso al S.VIII; otros autores la sitúan en época premusulmán incluso anterior a la llegada de grupos árabes y beréberes en el S.VIII[xiv], otros en todo caso con la llegada de grupos beréberes argelinos en torno al año 712 de nuestra era de donde tomaría el topónimo “T” del nombre[xv]. Nómadas beréberes que en su camino de expansión introducirán el ruido ensordecedor de los tambores junto a las notas dulces de las zokras, de la cual  se podría teorizar  y extraer  la presencia del  tambor  hace ya 1.300 años en Tobarra, que en el caso del  modelo t´bâl[xvi]  no se diferenciaría excesivamente de los existentes en Tobarra hace 100 años tanto en su estructura, materiales y dimensiones
[xvii]

En 1985 Tobarra se hermanaría con la localidad turolense de Hijar (www.hijar.com)

A 31 de diciembre de 2011 de Tobarra tenía  8205 habitantes (Padrón Municipal 2011), 4178 hombres y 4027 mujeres entre su casco urbano y sus aldeas: Cordovilla, Santiago de Mora, Aljubé, Sierra, Mora de Santa Quiteria y Los Mardos o Villegas, según datos oficiales del INE.

Fuentes: Enlaces y Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Tobarra)

 
   
 

 

 
 
 

 

 
 

   
 

 

 

 

 

 
lineagris
     

Infotobarra.com

Página Privada NO OFICIAL de Tobarra (Albacete)

Angel E. Coy Vergara 

 Normas de Infotobarra.com y Código de Privacidad